Posteado por: Víctor | 01/10/2010

Despedidas

Lo malo de hacer un viaje tan largo, tanto en tiempo como en espacio, es que hay que despedirse de la gente. Yo no estoy acostumbrado a estas cosas, más que nada porque pocas veces he pasado más de 15 días fuera de casa. Con fuera de casa me refiero a fuera de la Península.

La primera despedida fué el jueves pasado. Nos juntamos 66 personas que hemos hecho el curso de formación en un restaurante asturiano en Madrid. La cena no fué gran cosa, pero lo importante era la barra libre de cerveza, sangría y sidra, que se aprovechó bastante bien. Después de toda la noche de farra, más de uno, entre los que me incluyo, llegó a la última ponencia con la misma ropa que salió la noche anterior y prácticamente sin dormir. La ponencia fué un mero trámite. Después foto de grupo y a tomar la ultima caña al bar de al lado. Primera despedida y primer “mal trago”. Gente con la que he compartido 6 semanas estupendas y que se que a muchos de ellos no voy a volver a ver… besos, abrazos y ánimos para todos para el magnífico año que nos espera.

El mismo viernes fuí a Puertollano a decirles hasta luego a los amigos y a la familia. En principio creía que la cosa iba a estar mejor, pero después de una mañana tomando cañas, la gente parece que estaba muy cansada para decirme adiós. La verdad es que me fuí con un sabor agridulce pero, al menos, hasta el último momento, estuvo la gente que tenía que estar.

Ayer tocó partida doble. Primero en el trabajo. Unas coca-colas con panchitos y ensaimada en la oficina y los únicos regalitos que han caído. Un par de libros y un juego de boli y portaminas muy bonitos, pero que el portaminas debería venir con instrucciones, porque no se usarlo 😦 ¡Gracias de todos modos!

Por la noche quedé con la gente de Madrid para tomar una caña y verles las caras por última vez hasta dentro de un año. También menos gente de la esperada y a última hora solo quedábamos sólo los profesionales. ¡Qué grandes sois!

Hoy les he dicho adiós a mis sobrinos. Algo complicado, porque no es fácil hacerle entender a un niño de 6 años que te vas a trabajar un año a América y no te va a volver a ver hasta octubre del año que viene. También se queda una niña de 15 meses a la que el año que viene no voy a reconocer cuando vuelva…

Y mañana en el aeropuerto queda la peor… espero llevarla, y que la lleven, lo mejor posible.

Lo bueno de todo esto es que después de una despedida siempre (o casi siempre) hay un reencuentro. En un año pasan muchas cosas, pero también pasa muy rápido y hoy os he dicho adiós, pero en menos tiempo de lo que pensamos, estaré de nuevo en España contando anéctodas de un viaje que espero sea inolvidable.

El próximo post ya será desde Guatemala. Os echaré de menos.


Responses

  1. Uso del portaminas:
    1.- Con la mano izquierda sujete la zona inferior del portaminas, de color azul.
    2.- Con la mano derecha sujete la zona superior del portaminas, plateada con grabados.
    3.- Realice un suave giro de la muñeca de la mano derecha en el sentido de las agujas del reloj. Al llegar al final del recorrido dejar retroceder hasta la posición inicial-

    Repita este procedimiento hasta que vea aflorar la mina de 0.7mm por el extremo inferior del portaminas.

    Para guardar la mina, proceda de la siguiente manera:
    Siga los pasos 1 y 2 anteriormente descritos.
    Realice el mismo giro de la muñeca de la mano derecha, pero estando en la posición más a la derecha, empuje la mina hacia el interior usando el dedo índice de la mano izquierda.

    Y si con esto sigues sin saber cómo usar el portaminas … creo que tienes dos problemas.

    Saludos.

    • Creo que tengo 2 problemas 😦 pero el regalo sigue siendo precioso! 🙂

      • Puedes aprovechar las circunstancias para pedir ayuda a una guapa lugareña … aunque lo más probable es que te mande al carajo … pero puede que sea el comienzo de … NO!!!!!!!!!!!!!!
        Mejor déjalo y el año que viene te explicamos cómo funciona.

    • Fernando ha dado el quick start pero ha olvidado unos pasos de la guía detallada de uso:

      1.- Tirar suavemente del extremo posterior del portaminas hasta dejar al descubierto la goma de borrar.

      2.- Tirar suavemente de la goma de borrar para extraerla de su ubicación. Ésto dejará al descubierto un hueco posterior de un calibre ligeramente inferior al portaminas

      3.- Verificar si existen bloqueos en el conducto y/o cargar minas (de 0.5mm ó 0.7mm según modelo) en el receptáculo.

      4.- Seguir las instrucciones anteriores.

      XD

      • Estamos todos muy cachonditos con el portaminas, eh? Pues que sepais que ni con todas las instrucciones del mundo mundial he sido capaz de sacar una p**** mina de ese aparato del demonio. No voy a tocarlo más, de hecho creo que lo voy a precintar y en un año os lo llevo, a ver si es tan fácil usarlo.
        De todos modos, junto con los libros fué el único regalo que cayó, así que le tengo mucho aprecio 🙂


Responder a Oscar Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: